“Los más pobres y los más vulnerables no tienen que pagar esta crisis”, afirma el secretario general de la ONU

Guterres pidió a los países que aumenten el gasto en salud y ayuden a las naciones menos preparadas para enfrentar la crisis, incluso apoyando en los esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, advirtió el jueves que la epidemia de coronavirus “casi con certeza” producirá una recesión global y que las respuestas aisladas de los países ante la propagación de la enfermedad “no abordan la escala mundial y complejidad de la crisis”.

“Este es un momento que demanda políticas coordinadas, resueltas e innovadoras de las economías líderes del mundo”, dijo Guterres a periodistas a través de un video conferencia.

Antonio Guterres, secretario general de la ONU, insta a acabar las políticas en las que cada país toma sus decisiones y movernos a una política conjunta y coordinada.

“La solidaridad global no es solo un imperativo moral, sino que está en el interés de todos”. “Esto es una crisis humana, nos tenemos que centrar en la gente, en los más vulnerables”, La recuperación no puede ser a costa de los más pobres y que cree más desigualdades, ha dicho.

Reducir los costes del envío de las remesas, que son básicas para la subsistencia de algunas familias con un miembro en el exterior, puede ser una ayuda, ha sugerido. Apela al sector privado para proteger el empleo y crear oportunidades.

“Estamos en una situación sin precedentes y las normas habituales ya no aplican (…) Es casi una certeza que tendremos una recesión mundial, quizás con dimensiones récord”, declaró Guterres.

Las naciones más ricas del mundo enviaron el jueves una ayuda sin precedentes a la golpeada economía global mientras los casos de coronavirus se disparan en Europa, su epicentro actual, a pesar de que han disminuido los nuevos infectados en China, el origen de la pandemia.

Hasta ahora ha habido casi 219,000 casos y más de 8,900 muertes en el mundo.

“Nuestro planeta enfrenta un enemigo común. Estamos en guerra con un virus”, dijo Guterres. “Pido a los líderes mundiales que se unan y ofrezcan una respuesta urgente y coordinada a esta crisis global”.

Guterres pidió a los países que aumenten el gasto en salud y ayuden a las naciones menos preparadas para enfrentar la crisis, incluso apoyando en los esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud.

FUENTE: ELECONOMISTA.COM.MX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *