Rusia teme Venezuela no pueda pagarle deuda que asciende a 17 mil millones de dólares

Rusia dice a Venezuela, su principal suplidor de petróleo del exterior, debe pagar su deuda con Moscú a tiempo, aunque reconoce los problemas que enfrenta.

MOSCÚ.- Rusia prevé que Venezuela probablemente tenga problemas para pagar su deuda soberana con Moscú, dijo el martes el viceministro de Finanzas de Rusia, Sergei Storchak, luego de que Estados Unidos impusiera sanciones a la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Sin embargo, Rusia espera que Venezuela cumpla su próximo pago de deuda con Moscú programado para fines de marzo, dijo el martes el ministerio de Finanzas ruso, horas después de que uno de sus principales funcionarios dijera que preveía que Caracas tendría problemas con esos compromisos.

Rusia es un aliado de larga data de Venezuela y ha actuado como prestamista de última instancia para Caracas. El gobierno y Rosneft han otorgado a Venezuela al menos 17.000 millones de dólares en préstamos y líneas de crédito desde el 2006.

El gobierno de Donald Trump impuso el lunes fuertes sanciones a PDVSA con el objetivo de frenar severamente las exportaciones de crudo de este miembro de la OPEP a Estados Unidos y presionar al presidente Nicolás Maduro para que renuncie.

“Probablemente habrá problemas. Ahora todo depende del ejército, de los soldados y de cuán fieles serán a sus deberes y juramentos. Es difícil, es imposible dar una evaluación diferente”, dijo Storchak a reporteros.

Por su parte, el canciller Serguei Lavrov, afirmó en rueda de prensa que Rusia, “junto a otros miembros responsables de la comunidad internacional, hará lo que esté en su poder para apoyar al gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro”.

Estados Unidos “ha optado por la vía directa de derrocar a las autoridades legítimas de Venezuela”, afirmó Lavrov, para quien las sanciones estadounidenses “socavan gravemente los últimos vestigios de confianza en el sistema monetario y financiero internacional, basado en la preeminencia del dólar”.

Venezuela atraviesa una grave crisis política desde que el líder de la oposición Juan Guaidó se autoproclamara la semana pasada presidente interino del país frente a Nicolás Maduro.

Juan Guaidó ya fue reconocido por Estados Unidos y luego por varios países de América Latina y por Canadá.

Rusia – segundo acreedor de Venezuela después de China – es un importante apoyo político y financiero del país, asfixiado por una profunda crisis económica.

En diciembre, Maduro anunció en conferencia de prensa durante una visita a Moscú que habrá 6.000 millones de dólares de inversiones rusas en los sectores petrolero y minero en Venezuela.

Fuente: Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *