Policías abatidos en servicios no son compensados por falta de trámites de la institución

Solo una de 8 familias de policías caídos recibe compensación pirrica de 700 mil pesos

Santo Domingo, RD. De un total de ocho agentes de la Policía Nacional que cayeron abatidos en hechos violentos ocurridos durante el año 2019, solo un caso fue remitido al Ministerio de Interior y Policía para la entrega de 700 mil pesos a los hijos del servidor policial caído en el cumplimiento de su deber, que en estos casos se efectúa en las personas de sus madres o tutores.

De acuerdo a Judith Pérez, coordinadora financiera de Interior y Policía, en detalles dados al Listín Diario, durante el 2019 solamente fue remitido un caso de policía caído por parte de la Dirección General de la Policía Nacional, que ya se encuentra en proceso de trámite para pago de los 700 mil pesos.

El desembolso se hará efectivo en los primeros 15 días del cursante mes de enero, que será entregado a los familiares del agente muerto, cuyo nombre no fue mencionado, a través de cheques, en un acto público.

Mediante resolución institucional 08-05, el Ministerio de Interior y Policía creó un sistema único de cobertura de protección a familiares de policías caídos en el ejercicio de sus funciones, a personas afectadas físicamente por daños de balas perdidas, y para realizar campaña de no violencia.

A través de este sistema se otorga la suma de 700 mil pesos, como cobertura para retribuir y homenajear al miembro de la institución caído, dedicado a reducir la actividad delictiva en la sociedad dominicana. El aporte, que se realiza sobre los casos de los policías abatidos, luego de ser evaluados son remitidos a Interior y Policía por la Dirección General de la Policía Nacional, para la compensación a los hijos del policía, en las personas de sus madres o tutores, cuya entrega se realiza en acto público.

Interior Y Policía precisa, sin embargo, que la entrada en vigor de la nueva Ley de Armas No.631-16, para el Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales Relacionados, no establece la continuidad de este sistema de cobertura.

Aunque considera que la ley de seguridad social 87-01, modificada por las leyes 188-07, 189-07 y 397-19, cubre estos casos a través de Administración de Riesgos Laborales, en la actualidad se encuentra bajo análisis legal en la dirección jurídica de la institución, la permanencia o no de dicho sistema de cobertura, con el fin de tomar una decisión al respecto. El coronel Daniel Ramos Álvarez, jefe de la Policía Preventiva en Baní, fue el primero en ser asesinado el 8 de enero del 2019, de dos disparos en el pecho, cuando se encontraba en el sector Santa Cruz, de esa ciudad, donde operaba un punto de drogas.

El siguiente fue Richard Severino, el 27 de febrero, cuando dos hombres, a bordo de una motocicleta, mataron a ese suboficial en el sector Villa Mella.

El 18 de abril, el alistado Michael Caminero Pérez, de 23 años, falleció a consecuencia de múltiples heridas de bala ocasionadas por Jeison Omar Manzanillo, de 21, y Pedro Alberto Agramonte del Rosario, de 19.

El 8 de mayo, el raso Erickson Evangelista resultó muerto de varios disparos y otra persona resultó herida luego de que desconocidos lo asaltaran en el sector San Luis, en el municipio Santo Domingo Este.

UN CASO

Oficial combatió las drogas

Víctima. El coronel Daniel Ramos Álvarez, a cargo de Policía Preventiva en Baní, fue el primero en caer abatido el 8 enero 2019.

Los datos. Judith Pérez, coordinadora financiera de Interior y Policía, ofreció detalles a Listín Diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *