Luis visitó centros de inscripción de nuevos militantes al PRM en Villa Juana

Rechaza impuesto a celulares; dice limita acceso a Internet e incrementará robo aparatos

SANTO DOMINGO, RD. – El aspirante presidencial Luis Abinader expresó su satisfacción por la gran cantidad de ciudadanos que abarrotaban los centros de inscripción de nuevos militantes en el Partido Revolucionario Moderno (PRM) dentro del programa denominado PREMIL II.

Abinader se expresó en esos términos en Villas Agrícolas, al visitar, con el interés de observar directamente los centros de inscripción abiertos por los dirigentes de su corriente en todo el país, a los fines de captar a los ciudadanos que muestran su disposición de votar en la próxima convención del PRM y respaldar la candidatura que encarna en la misma.

Agregó que ese flujo de personas que se observa en las filas para inscribirse corresponde con el fervor que se expresa en todo el país con la necesidad de un cambio del modelo de gobierno peledeísta.

También sostuvo un encuentro Escuchando a la Gente con representantes comunitarios de la zona en el local de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical.

Rechaza aumento a los celulares.

Sobre el aumento a los impuestos de importación de los celulares, dispuesto por el gobierno, a través de la Dirección General de Aduanas, DGA, Abinader consideró injustificada, incongruente y abusiva la nueva disposición de la Dirección General de Aduanas, que elevaría de un 3 a un 20 por ciento el impuesto a los teléfonos celulares, en adición a la alta carga impositiva que afecta ese servicio.

Al reclamar que esa medida no se haga efectiva, el líder opositor aseguró que el nuevo impuesto afecta a la clase media y a los sectores más pobres del país, y entra en contradicción con la anunciada estrategia del Gobierno de reducir la brecha digital y modernizar la educación dominicana.

Dijo que al subir el impuesto del 3 al 20 por ciento, la disposición aduanal representa un alza efectiva de un 666 por ciento, lo que se suma a la ya desmedida carga fiscal superior al 30 por ciento que ya afecta los servicios de telecomunicaciones en el país.

Resaltó que, al encarecer los aparatos de telefonía portátil, el gobierno provocará como daño colateral un incremento del robo de esos aparatos, preferidos de los delincuentes que se han adueñado de las calles en las principales disuades del país.

Abinader respaldó la posición fijada por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), a través de su secretaría nacional técnica y de políticas Públicas, que rechazó la medida por entender que aumentaría la brecha digital y la desigualdad social y económica en el país.

Validó la observación del órgano técnico del PRM de que el nuevo gravamen convertiría a República Dominicana en el país con la carga fiscal más elevada de la región, mientras que en países como Panamá, Costa Rica, Chile, El Salvador, Honduras, Guatemala, México y Perú mantienen una tasa cero para incentivar la innovación, la competencia y eliminar la brecha digital.

El economista coincidió también con otras instituciones vinculadas al mundo digital que han denunciado la medida por tener un impacto negativo en la población y porque terminaría impidiendo el acceso a la información, a los servicios públicos, a la educación, y otros derechos establecidos en la Constitución Dominicana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *