Arzobispo Ozoria: Es preciso que tomemos la decisión en familia de continuar con el “quédate en casa”

Santo Domingo, Periodismo Y Sociedad. En un comunicado emitido por la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD), Mons. Francisco Ozoria Acosta, Arzobispo Metropolitano, en calidad de Gran Canciller de la UCSD hizo un llamado a la autodisciplina ante el COVID.

Mientras posesionaba este sábado al nuevo rector de la UCSD, Mons. Ramón Benito Ángeles, expresó “Ante la situación que estamos viviendo en nuestro país hacemos un llamado a la autodisciplina de asumir una auto-cuarentena al menos por 15 días, para ver como contribuimos todos los ciudadanos dominicanos con la disminución del efecto contagioso y letal del Coronavirus Covid-19, en nuestra Nación.

Mientras las autoridades del presente y del futuro se ponen de acuerdo para adoptar las políticas públicas sanitarias frente a esta pandemia, vamos a tomar las medidas de restricciones que nos permitan con conciencia y con responsabilidad familiar y comunitaria, dar muestras de disciplina y solidaridad con el auto confinamiento. Cuidándonos cada uno, cuidamos a los demás.

Los manejos de los procesos legales son necesarios y legítimos. Mientras tanto que se acuda a lo razonable, justo, necesario e imprescindible de un toque de queda al menos por 15 días. Nos cuesta a todos disponer de un sacrificio.

Estamos esperanzados que este sacrificio será más que recompensado, cuando logremos reducir los agresivos efectos del Coronavirus a la vida humana.

Está amenazada la vida de cada ciudadano. Ninguno escapamos de quedar atrapados en las garras de esta temible pandemia.

Démonos un voto de confianza como personas, como familia, como ciudadano, como pueblo dominicano.

Agradecemos los esfuerzos de nuestras autoridades actuales, así como el empeño que están poniendo las autoridades próximas a regir los destinos de nuestro país en tiempo de la pandemia.

No le demos más lugar a la propagación de este contagio progresivo y exponencial.

Un tiempo de disciplina es hoy día un imperativo moral para todos, autoridades y pueblo.

Dios y la Virgen María nos den el amparo que necesitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *