La abogada dominicana Lourdes Ventura es nombrada jueza Penal de la Corte Suprema de Nueva York

A pesar de que nació, se crió y ha vivido casi toda su vida en Queens, Lourdes dice que se siente dominicana, y mantiene la cultura del país de su mamá y de su papá, oriundos de los municipios de Nagua y Bonao, respectivamente.

NUEVA YORK.- La dominicana Lourdes M. Ventura fue nombrada jueza de la Corte Suprema de Nueva York en el condado de Queens, quien actualmente es jueza del Tribunal Civil de la Ciudad de Nueva York y fue socia de la firma de abogados Ahmuty, Demers & McManus, que se especializa en litigios civiles, con una clientela que incluye un grupo diverso de corporaciones, compañías de seguros, pequeñas empresas, municipalidades, distritos escolares, terceros, administradores y particulares.

Además, fue fiscal general adjunta de la Oficina de Derechos Civiles de la Oficina del Fiscal General del Estado de Nueva York, donde procesó casos e investigó denuncias relacionadas con la discriminación en la vivienda, la educación y otras áreas espera ser una inspiración para muchachas y muchachos jóvenes e hijos de inmigrantes, que sepan que sí pueden llegar y lograr sus metas.

Ventura también fue fiscal de la Oficina del Fiscal de Distrito de Queens, donde procesó e investigó delitos menores y delitos graves relacionados con drogas, fraude económico y varios casos de delitos callejeros. También preparó escritos de apelación y presentó varias apelaciones ante el Segundo Departamento de la División de Apelaciones.

Asimismo, trabajó en el Senado del Estado de Nueva York en varias capacidades, incluido el Asesor Especial de la Conferencia Mayoritaria del Senado del Estado de Nueva York, el Asesor para Asuntos Latinos e Inmigrantes y el Jefe de Gabinete Adjunto que supervisa los departamentos de Política y Finanzas.

Actualmente, Ventura es la primera latina que ha servido como funcionaria del Colegio de Abogados del Estado de Nueva York y fue la primera latina en presidir la venerable Asociación de Abogados del Condado de Queens.

También fue presidente de la Asociación de Abogados Latinos del Condado de Queens. Bajo su liderazgo, Latino Lawyers recibió el Premio al Mérito 2005 para las asociaciones de abogados locales de la Asociación de Abogados del Estado de Nueva York por su trabajo con el Programa Street Law en español. La organización también recibió un reconocimiento especial de la Oficina del Fiscal de Distrito de Queens durante su mandato como presidenta.

Además, sirvió en el Comité de Quejas para la Asociación de Abogados del Condado de Queens, así como en la Junta de Síndicos de la Biblioteca de Derecho de la Corte Suprema de Queens.

Ventura ha participado en varias organizaciones cívicas locales. Apareció en Quisqueya Life, una publicación de noticias dominicana que detallaba sus logros como una de las cuatro mujeres de herencia dominicana con poder político en Nueva York.

Muchos años antes, cuando apenas era una adolescente y hacía de intérprete de su madre y de otras personas del edificio que no hablaban el inglés, Lourdes no imaginaba que un día sería jueza, a pesar de que ya sentía vocación por servir y defender a otras personas.

“Como niña nunca pensé que iba a llegar a este puesto, como no conocía a otros jueces ni nada de eso, nunca soñé nada así”, confiesa.

Su origen.

Frente externa

Lourdes M. Ventura, hija de Beatriz Vásquez y Cecilio Ventura, quienes a finales de los años 60 partieron, por separado, desde la República Dominicana hacia Nueva York, donde se conocieron en medio de su afán por cumplir el sueño americano

Beatriz trabajó en factorías, limpió oficinas y hasta vivió de las ayudas del Gobierno cuando quedaba sin empleo. Cecilio también trabajó en factorías y fue taxista para mantener a sus tres hijos, según cuenta Lourdes en una entrevista que concedió en exclusiva a Z Digital.

A pesar de que nació, se crió y ha vivido casi toda su vida en Queens, Lourdes dice que se siente dominicana, y mantiene la cultura del país de su mamá y de su papá, oriundos de los municipios de Nagua y Bonao, respectivamente.

“Yo nací en Queens, pero me crié dominicana, con todas las enseñanzas: los plátanos, (carcajadas) todo, hablar español, porque era muy importante para mis padres que yo mantuviera ese aspecto para poder comunicarme con la familia allá en Santo Domingo. Y eso se los agradezco”, expresó Ventura.

Tomado de Almomento.net y zdigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *