El mayor compromiso de Política Exterior del nuevo gobierno.

Por Pelegrin Castillo

Opinión, Periodismo y Sociedad. El PRM en su programa oficial se comprometió a procurar solución internacional a problemas de Haití en Haití. El presidente electo Luis Abinader dijo varias veces que Haití es Estado “inviable hoy” y que República Dominicana, RD, no puede hacerse cargo de sus problemas.

Son posiciones correctas que deben ser respaldadas. “Una cosa es llamar al diablo y otra es verlo llegar”: el problema de Haití estado fallido y abandonado por la CI debe abordarse como lo que es: un serio problema internacional con graves implicaciones de seguridad nacional e internacional y RD debe unificarse para solucionarlo…Sí como nación nos unimos, y le reclamamos al mundo y el continente una solución internacional a problemas de Haití en Haití, es solidaridad de la buena, y, sobre todo, es defensa de nuestro interés nacional.

Luis Abinader y su equipo de gobierno tienen esa gran tarea por delante. Eso empieza por demostrar no hay solución RD, que es el esquema perverso que viene montándose con insidia y persistencia.

Los dominicanos tenemos motivos sobrados para celebrar que derrotamos proyecto autoritario muy peligroso para las libertades y la democracia, por eso mismo no debemos olvidar a los pueblos hermanos de la región que están sometidos a crueles dictaduras. Gran Caribe necesita cambios y un nuevo trato dentro de las relaciones hemisféricas… Cambiar esquema de relaciones con Haití es dejar de ser estado pivote, es resistir seguir siendo una zona de amortiguamiento de la crisis internacional que genera ese estado emblemático, colapsado y abandonado, pero es también renunciar al proyecto de administrar la crisis como estado protutor.

Eso no funciona, aunque les convenga a algunos intereses oligárquicos antinacionales del este y el oeste…La sentencia TC 168/13 sobre nacionalidad es el escudo de la soberanía y la autodeterminación. Algunos sectores políticos y sociales se opusieron, sin fundamento y sin ver todas las implicaciones del problema. No hay apátrida, sí hay indocumentación, por culpa principalmente de Haití que no documenta a sus nacionales y que quiere que otros lo hagan.

Si algo hay que hacer con urgencia es depurar plan de regularización del gobierno de Danilo Medina, que es lo más irregular e ilícito que pueda concebirse. Otorgaron estatus migratorio a un cuarto de millón sin la documentación requerida, solo para complacer poderes extranjeros en violación al artículo 3 Constitución…. Elemental: si la prioridad nacional es internacionalizar solución de los problemas de Haití en Haití, no tiene sentido permitir la imposición de la fórmula más peligrosa para anular o mediatizar la soberanía RD e imponer una minoría nacional.

Debe resolverse el problema principal, histórico…Creo que en la política frente a Haití debemos esperar las acciones del próximo gobierno. Rebuc sic stantibus: circunstancias han cambiado en el mundo, el continente y la región.

RD tiene más oportunidades de salirse de trampa mortal en que la han colocado, si actuamos con unidad y por los intereses nacionales, no a partir de una visión ideológica o instrumentalizada de los derechos humanos, como hacía el anterior gobierno norteamericano.

Si el nuevo Canciller Roberto Álvarez, diplomático preparado, estudioso y trabajador, a quien felicitamos por su designación, se concentra en lo fundamental del programa de gobierno de Luis Abinader y el PRM : internacionalizar la solución de los problemas Haití en Haití, tendrá enorme tarea por delante, la más grande y difícil. RD apoyará…San Juan Pablo Il lo decía en Memoria e Identidad, y lo reiteró ante Asamblea General de la ONU: no puede protegerse los derechos de las personas destruyendo los derechos de las naciones.

Si estos son destruidos se afectan los derechos de millones de personas, y las consecuencias son terribles, por los conflictos y guerras que generan… Programa exterior de Luis Abinader y el PRM ha puesto énfasis en rescate y defensa de la frontera, en su dominicanizacion, como manda constitución.

Con Haití no hemos tenido problema mayor por la irresponsable a la vez que lucrativa política “de dejar hacer y dejar pasar”. Esa política permisiva debe terminar para que RD sobreviva. Hay más de 80 pasos ilegales.

La Frontera es la piel del estado… Recuerdo que en el gobierno del presidente Mejía las relaciones comenzaron muy ajustadas a los planes de la fusión de facto, cuando se negoció en Quebec con Bush la adhesión al DRCAFTA usando Haití como comodín. Todo terminó muy mal: con derrocamiento de un Aristide rebelado, al que se le dio jaque mate desde RD apoyado por USA….

En gobierno de Hipólito Mejía bajo influencia del sector haitianofilo se pretendió sustituir proyecto de ley de migración con visto bueno de OIM por otro hípergarantista, de judicialización del control migratorio…y no pudieron. El mismo Senado perredeista pidió rechazarlo. Al final,

se aprobó la Ley de Migración y se reafirmó nacionalidad 15 de agosto del 2004, con apoyo de todas las fuerzas políticas y de todos los poderes públicos. Su constitucionalidad fue ratificada por la Sentencia SCJ 9/2005, y luego reafirmada y ampliada por el Tribunal Constitucional en Sentencia 168/13. Revertirlas es poco menos que imposible, sin destruir el Estado Dominicano. Confiamos que, en estos momentos tan críticos, extremos, se impondrá la prudencia y el buen juicio al servicio del mejor interés nacional, así como de la justicia y el derecho internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *