BIOGRAFIA : CORONEL RAFAEL TOMAS FERNÁNDEZ DOMINGUEZ

“…y aquí estoy respondiendo con la frente en alto, el honor multiplicado y la vergüenza como estandarte. Que me juzguen la historia y la República.” Coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez.

PERIODISMOYSOCIEDAD.NET, RD. El coronel Rafael Fernández Domínguez nació el 18 de septiembre, en Damajagua, una sección de la provincia de Valverde, en el año 1934, quien con el transcurrir del tiempo se convertiría en uno de los Soldados de la Patria más comprometido con la libertad y el desarrollo democrático del país.

De joven se interesó por la carrera militar. El 17 de marzo de 1953, a los 19 años abandonó los estudios de ingeniería en la Universidad de Santo Domingo e ingresó al Ejército Nacional como raso. Tomó la decisión en contra del deseo de su padre, quien prefería que siguiera sus estudios universitarios.

Al poco tiempo ingresó a la Escuela de Cadetes donde se graduó en Ciencias Militares. El 22 de agosto de 1955 fue ascendido a Segundo Teniente.

En 1957, Rafael Fernández Domínguez hizo un curso de “Computaciones Geodésicas”, en la Escuela Cartográfica Fort Clayton, en la Zona del Canal de Panamá.

En febrero de 1958, fue transferido del Ejército Nacional a Aviación Militar Dominicana. Allí estuvo asignado a la Tercera y Quinta Compañías de Fusileros, a la Compañía de Tanques y en la Academia Batalla de Las Carreras, encargado de la biblioteca.

En abril de 1959, Rafael Fernández Domínguez fue ascendido a Primer Teniente y el 25 de agosto de ese mismo año fue ascendido a Capitán y prestó servicios en la Batería de Morteros del Centro de Enseñanza de las Fuerzas Armadas.

Fue de los oficiales que se resistió a participar en acciones represivas contra los presos políticos que eran recluidos en las cárceles del 9 y la 40 por disposición de la dictadura de Trujillo.

Este honorable militar y ciudadano jugó un papel determinante en el proceso de democratización del país, tras el ajusticiamiento del tirano Rafael Trujillo, pues asumió en enero de 1962, junto a un grupo de jóvenes oficiales, la misión de liberar y reponer a los miembros del Consejo de Estado, gobierno colegiado de transición que había sido derrocado, dando paso a la organización de las elecciones más libres, democráticas y limpias de la historia de la República Dominicana,  celebradas el 20 de diciembre de 1962, ganadas por el profesor Juan Bosch con más de un 60% de los votos emitidos.

Tras el artero golpe cívico-militar del 25 de septiembre de 1963 contra el gobierno constitucional del profesor Bosch, el coronel Fernández Domínguez organizó la resistencia a esa asonada y al gobierno de facto del Triunvirato con la creación del Movimiento Militar Constitucionalista Enriquillo, con un grupo de jóvenes oficiales, para luchar por la restitución de la constitución de 1963 y el gobierno constitucional del profesor Juan Bosch sin elecciones,  hasta dar al traste con dicho régimen golpista con el estallido popular cívico-militar del 24 de abril de 1965.

Rafael Tomás Fernández Domínguez, a pesar de ser hijo de uno de los más conspicuo, represivo y temido jefe militar de la dictadura de Trujillo, el general Ludovino Fernández, se distinguió por no involucrarse en ninguna acción represiva del régimen trujillista.

Su carácter y pundonor le granjearon el respeto y la confianza de quienes le conocieron y trataron, logrando convertirse en líder de un amplio circulo de sus compañeros de armas y sectores políticos opositores al gobierno del Triunvirato.

MUERTE FISICA.

El 19 de mayo de 1965, murió en una emboscada que tendieron tropas del Gobierno de Estados Unidos del presidente Lyndon B. Johnson. En ese momento el coronel Rafael Fernández Domínguez, era el líder de los militares que lucharon por el retorno del presidente constitucional, profesor Juan Bosch.

El cuerpo sin vida de Fernández Domínguez cayó en la calle 30 de marzo, en la intersección con la calle Abreu, en el sector San Carlos de la Capital, el 19 de mayo de 1965.

Varias calles en distintos municipios del pais llevan su nombre, como manera de que sea recordado por las generaciones futuras, a espera de que una instancia del Estado o de la sociedad civil se anime a difundir su vida para que sea conocida con mayor amplitud.

En ocasión del 87 natalicio de este héroe y patriota, es precisa la ocasión para levantar en alto su bandera de unidad, lucha y sacrificio en defensa de los más altos y sagrados intereses de la Patria y la libertad del pueblo dominicano, constituyendo un honor para todos los ciudadanos civiles y militares, emular el ejemplo del SOLDADO DEMOCRÁTICO RAFAEL TOMAS FERNANDEZ DOMINGUEZ.

FUENTE: COMITÉ FRANCISCO ALBERTO CAAMAÑO DE DEÑÓ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *