HIPÓLITO MEJÍA: El expresidente que le compra a los vendedores ambulantes

En su gestión, con las Plazas Agropecuarias, limitó la intermediación en la comercialización de productos agropecuarios, reduciendo hasta 6 veces sus precios y logrando rentabilidad a los productores.

PERIODISMO Y SOCIEDAD, RD. El expresidente de la República, Hipólito Mejía, volvió a ser noticia luego que publicara una foto en las redes sociales con la que motiva a la población a que la economía nacional sea incentivada.

El exmandatario lo hizo de una forma peculiar, el pararse a comprar unos plátanos a cinco pesos en un camión, con un mensaje con el que deja saber los lugares donde se encuentran los mejores precios del país.

En su gestión de gobierno, 2000-2024, Mejía logró implementar un Programa desde el Instituto de Estabilización de Precios, INESPRE, bajo la dirección del fenecido agrónomo Pablo Mercedes, que logró reducir la intermediación en la comercialización de los alimentos de primera necesidad, logrando a su vez, mayor rentabilidad para los productores.

La implementación de dicho programa redujo los precios de los productos agropecuarios hasta en un 600 por ciento, sí, en más de 6 veces sus precios, con las llamadas “Plazas Agropecuarias”

Consistía en facilitar a los pequeños productores comercializar ellos mismos sus propios productos al consumidor, en plazas públicas habilitadas para ello en todo el país, con mayor presencia en las metrópolis de mayor población de República Dominicana.

¿Cómo funcionaba?

A través del Inespre, el gobierno agrupaba los productores pequeños y medianos, le facilitaba el transporte y habilitaba las plazas en los centros urbanos y los barrios populares durante los fines de semana.

Por citar ejemplos, rubros como plátano que, con la intermediación, los consumidores tenían que pagar hasta 10 pesos, en las Plazas Agropecuarias se obtenían a uno y dos pesos, los huevos que costaban con la participación de los intermediarios 5 pesos, en la venta de los propios productores se obtenían a uno y dos pesos la unidad. Se podía adquirir la libra de carnes de cerdo y la de res hasta 10 pesos, la de pollo a cinco pesos, entre otros.

Las Plazas Agropecuarias dinamizaron la economía y el comercio.

Con el movimiento de estas plazas, cientos de pequeños colmaderos, adquirían los productos y los revendían a precios más asequibles a los consumidores. Miles de motoconchistas y operadores de transporte pequeños (guagüitas), se ganaban su sustento familiar, ofreciendo sus servicios.

“Comprándole a los pequeños productores conseguimos mejores precios, los incentivamos a crecer y apoyamos la economía nacional. Yo sí le compro a los camioncitos”, dijo Hipólito al pie de la publicación en su cuenta de Instagram.

Se recuerda que hace varios días, Mejía había llamado a la ciudadanía a que compraran productos que venden “en la guagüita”, debido a que ofrecen precios más bajos.

Las recomendaciones del exmandatario llegan en momentos en que el país discute, junto a diferentes sectores, la situación sobre la crisis internacional de los precios, por lo que el Gobierno creó varias mesas de trabajo para buscar una salida al tema.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *