Cinco grandes mujeres en la historia de las Artes Plásticas

Periodismo y Sociedad, República  Dominicana. Las Artes Plásticas tienen en el proceso de su desarrollo a grandes mujeres. Presentamos a cinco de ellas, cuyas contribuciones se valoran fuera de su género y, sus nombres y pinturas merecen un mayor reconocimiento.

Pero históricamente, las mujeres a menudo se desanimaban de seguir una carrera en el arte y la literatura, y cuando lo hacían, se veían obligadas a trabajar bajo un seudónimo para lograr el éxito.

Afortunadamente, los nombres y las obras de estas artistas pioneras no se perdieron en los anales de la historia, y podemos apreciar su talento excepcional incluso hoy.

  1. Mary Cassatt (1844–1926)
Fuente externa

Mary Stevenson Cassatt (estadounidense, 1844–1926).  Nació en una familia acomodada en Allegheny City, Pensilvania. En la Academia de Bellas Artes de Pensilvania, recibió una educación artística parcial y dejó la escuela de arte porque a las estudiantes ni siquiera se les permitía dibujar modelos en vivo en ese momento.

A los 22 años, Cassatt se mudó a París, donde se centró en desarrollar sus habilidades. En París, Mary se hizo amiga de Edgar Degas y se unió a los impresionistas. Es más conocida por su estilo de pintura aireado y suave, y sus escenas cotidianas que representan a mujeres, niños y mujeres en el papel de madre y cuidadora. Hasta el día de hoy, Cassatt es considerada una de las impresionistas más exitosas y una inspiración tanto para las artistas femeninas como para el Movimiento por el Sufragio de la Mujer.

  1. Frida Kahlo (Coyoacán, ciudad de México, México, 1907–1954).

Fuente externaKahlo no necesita presentación. Después de todo, la pintora mexicana está definitivamente en la lista de los artistas más reconocidos del siglo XX, a la par de Picasso y Dalí. La capacidad de Frida para crear arte personal, simbólico y representativo de su origen cultural son características que la convierten en una gran artista.

Todas estas cualidades sobresalientes de su arte se vuelven aún más valiosas en el contexto de la vida de Kahlo: el terrible accidente que sufrió cuando era joven, su turbulenta relación con Diego Rivera y su trágicamente corta vida. Frida Kahlo es conocida por sus autorretratos que combinan motivos tradicionales mexicanos y elementos surrealistas.

Aunque fue principalmente conocida como la esposa de Diego Rivera durante su vida, el reconocimiento del trabajo de Kahlo se disparó después de su muerte. Hoy en día, la obra de Kahlo es el ejemplo emblemático de las tradiciones indígenas mexicanas en el arte, y su personaje es considerado un ícono feminista.

  1. Sofonisba Anguissola (Nació en Cremona, Italia, 1532–1625)

Lo más probable es que nunca hayas oído hablar de Sofonisba Anguissola, pero en realidad fue una de las primeras artistas femeninas exitosas de la historia. Nacida en el apogeo del Renacimiento italiano en una familia pobre pero noble, el padre de Sofonisba tomó la decisión táctica de enviarla a ella y a sus hermanas a aprendizajes donde estudiaron bellas artes.

Esto era muy inusual en ese momento, ya que las mujeres solo aprendían si el arte era un negocio familiar y uno de los miembros masculinos tenía un taller. Sofonisba se destacó en la pintura, tanto que fue notada por el gran Miguel Ángel mismo, quien se convirtió en su mentor informal. En la cima de la carrera de Anguissola, fue empleada como pintora de la corte del rey Felipe II de España, lo que fue un honor increíble. Hoy en día, la artista es más conocida por crear retratos de corte impecables y animados de la familia real y otros nobles.

  1. Berthe Morisot ((Bourges, Frencia, 1841–1895)

Fuente externaBerthe Morisot es otra famosa artista impresionista. Fundadora y figura clave del movimiento impresionista. La artista francesa era un pariente lejano del célebre pintor rococó, Jean-Honoré Fragonard, y comenzó a pintar a una edad temprana. Morisot se unió al movimiento impresionista desde el principio, participando en la primera exposición junto con nombres tan famosos como Monet, Degas, Cézanne y Renoir.

El estilo de Morisot se caracteriza por colores aireados y claros y formas suaves que instintivamente se percibían como “femeninas”, por lo que a menudo se la criticaba. La mayoría de los artistas crearon piezas a pequeña escala utilizando acuarela, pasteles y carboncillo.

  1. Artemisia Gentileschi (Nació en Roma, Italia, 1593–1653)

Fuente externaArtemisia Gentileschi fue una pintora barroca italiana. Sin lugar a dudas, Artemisia fue una de las artistas más consumadas del siglo XVII y la primera mujer en unirse a la Academia di Arte del Disegno en Florencia.

Por desgracia, su trabajo es en gran parte desconocido o se percibe exclusivamente a través del prisma de sus experiencias personales negativas en la actualidad. Sin embargo, la increíble habilidad de Artemisia le permitió producir obras a gran escala, y su impecable representación del color y la luz la convierten en una de las pintoras barrocas italianas más fuertes. Pero, ¿cómo se las arregló esta artista para seguir una formación artística, en primer lugar? Como hija de un pintor famoso, Artemisia comenzó a ayudar en el taller a una edad temprana y, a los quince años, ya estaba produciendo un trabajo profesional.

Esto le permitió seguir una carrera profesional como pintora e incluso ganar clientes en el extranjero. Las pinturas de Artemisia representan mitos, escenas bíblicas y alegorías, pero se centró principalmente en escenas que presentaban mujeres, como Susanna y los ancianos y Judith matando a Holofernes. Hoy en día, las obras de Gentileschi se exhiben en las mejores galerías de arte del mundo, como la Galería Uffizi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *