Primarias Abiertas, Primarias Cerradas. ¿Qué de la militancia y la meritocracia?

Por José Balcácer.

Para usted inscribirse en un partido político de seguro que influyen varios factores, entre ellos, simpatías, coincidencias de propósitos, sintonía ideológica, entendiendo que ese partido, puede ser la vía para cristalizar sus aspiraciones y sueños particulares y colectivos por aquello, hacemos acopio de la consigna del PLD, “SERVIR AL PARTIDO PARA SERVIR AL PUEBLO “.

Los militantes partidarios hacen carrera política, porque casi todo su tiempo lo dedican a esa actividad, si bien es cierto que es una elección libre, no menos cierto es, que cuando te involucras en la política y lo haces con amor, dedicación y sentido patriótico, esta se convierte cuasi en sacrificio.  Los ejemplos abundan en el país, hombres y mujeres jóvenes, inteligentes, decentes y patriotas que han entregado los mejores días de su existencia a la vida política, actividad que se define como la “Ciencia mas pura después de la filosofía”.

En la política, no pocos han pagado con su muerte la defensa y lucha por la libertad, justicia, democracia y los mas sanos y nobles ideales. sin embargo, no se puede pasar desapercibido, Dios nos libre, que en la actividad política y en los partidos, también existen unas “saltas de sinvergüenzas, perversos, engañadores y corruptos”.  Claro, todo lo que existe en una sociedad enferma como la nuestra.

Se supone que los partidos políticos son conglomerados de personas que se entienden con afinidad, creen en la misma ideología y andan más o menos dentro de una misma línea de pensamiento, respetando la diversidad, es por lo que se organizan bajo una mismas siglas, colores, logo y bandera.

Eso se constituye en partido, se dan un modo de organización como manda la ley electoral, establecen unos principios generales, crean unos estatutos que norman la vida interna partidaria y eligen una dirección política.

La Constitución de la República Dominicana en su artículo 216 dispone que: “La organización de partidos, agrupaciones y movimientos políticos es libre, con sujeción a los principios establecidos en esta constitución”. Es decir, que en su primer artículo y su frase inicial, se reconoce la libertad de los ciudadanos para la Organización en entidades políticas, a seguidas redactado como si hubiese sido para que no se pudiera argüir dudas acerca de esa libertad, continúa ese artículo 216: “Su configuración y funcionamiento deben sustentarse en el respeto a la democracia interna y a la transparencia de conformidad con la ley.

Negar que la constitución establece de manera tajante que para “configurar” y poner en funcionamiento los partidos deben acudir a las normas de su “democracia interna”.

La cita que hacemos de la ley 216 de nuestra Constitución es para que le quede claro que la imposición de “primarias abiertas” por parte del Congreso a los partidos políticos es inconstitucional, por lo que, para establecerlas debe modificarse la Constitución Dominicana.

Pero aparte de ese impedimento legal, no valdría la pena militar en una organización política y dedicarle trabajo, tiempo y sacrificio, si a la hora de elegir a los candidatos de elección general, Regidor, Diputados, Senadores y Presidente del país, pueden otros que no conocen de tu dedicación, aporte y sacrificios al partido,  decidir con su participación en primarias abiertas sobre la elección de las propuesta de nuestro partido al Electorado Nacional, entonces de que valdría la acumulación de méritos en el trabajo político interno, si los de fuera pueden intervenir en la escogencia de los candidatos, sería un duro golpe a la Meritocracia partidaria.

Por último, un país gobernado por un partido de vocación continuista, que no se detiene ante nada en el uso brutal de los recursos del Estado en su beneficio e interés político, seguro no se detendrá para intervenir e imponer a los aspirantes que entiendan mas vulnerables de la oposición para derrotarlos con mayor facilidad.

Para esto recurrirá a todas las posibilidades en el uso de los recursos del estado. .

Cada partido debe decidir sobre la forma de elección de sus candidatos, mismos que deben ser elegidos por sus miembros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *