Siete ex ministros de agricultura resaltan deficiencias y falta de planificación en el Sector

“En muchos países está ocurriendo una verdadera revolución en el sector agropecuario”, expresan.

Por: EVARISTO RUBENS

Santo Domingo, RD. Siete ex ministros de Agricultura del país abogan por más apoyo tecnológico a los pequeños y medianos productores agropecuarios y que reciban mayores ganancias de la producción.

El director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero, respaldó el pedido y anunció que ese organismo regional va a aumentar su colaboración con las autoridades para mejorar las condiciones de los productores en la zona rural.

Dijo que en su gestión en el IICA va a transmitir la nueva visión de que la agricultura y las zonas rurales tienen que ser áreas de progreso, generación de empleos y de oportunidades.

“En muchos países está ocurriendo una verdadera revolución en el sector agropecuario”, señaló Otero, en un encuentro con los exministros.

Los siete exministros de Agricultura convocados a la sede de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), son César Sandino de Jesús, Carlos Aquino González, Manuel Amézquita, Luis Toral, Frank Rodríguez, Eligio Jáquez y Amílcar Romero.

Luis Toral. “En la producción agropecuaria debe haber extensión para identificar las plagas, las enfermedades y aplicar la fertilización correctamente. Debemos tener un Ministerio de Agricultura preocupado por los mercados, hacia donde deben ser dirigidos, cuales son las tecnologías de empaque, como vamos a poner a los agricultores a ser sus propios comercializadores y como hacer los centros para dirigir la agropecuaria en esas zonas. Con los ministerios de Agricultura que existen no lo vamos a lograr. Aquí se ha avanzado mucho por el esfuerzo que ha hecho la JAD y yo lamento decirlo siendo un exministro de Agricultura.

“El sector privado se le ha ido delante al sector público. Tenemos un Ministerio de Agricultura que no tiene extensión, no tiene recursos para que sus técnicos se muevan, tampoco tiene un plan de capacitación para poder decir que va a enviar al exterior a sus técnicos a capacitarse. “Los jóvenes jamás se quedarán en el campo, si no hay las condiciones necesarias”.

Carlos Aquino González. “Tenemos que preparar un Plan Estratégico de Desarrollo Rural para aplicarlo en este país, que incluya a los sectores público y privado. Eso tiene que ser manejado por una institución como la JAD, que es sólida.

“La juventud rural cada año que pasa, no se va a quedar en el campo. En el país tenemos grandes problemas, somos dos países en una isla, y no podemos dejar que Haití se vaya en claro y nosotros no hacer nada. Hay que hacer el trabajo allá también. Aquí hay que hacer la transformación rural”.

César Sandino de Jesús. “Cuando uno se acerca a la población rural joven y coteja números, son espeluznantes. Esa situación no espera un minuto más, no hay tiempo que perder. Hay que hacer algo en el campo, se va a quedar solo.

“Cuando revisas, especialmente el Sur en donde he agotado la mayor parte del tiempo y los proyectos estratégicos, donde casi no hay con quien trabajar, es dramático. El Grupo Vicini tiene un estudio de la frontera con Haití, el cual debe replicarse en la zona fronteriza para el bienestar de ambos países”.

Frank Rodríguez. “Los productores agropecuarios dominicanos deben sacar de su cabeza el paternalismo”. Recordó que siendo director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos logró independizar a las juntas de regantes de ese organismo, y a pesar de que son autosuficientes, les piden a esa institución que las auxilien en partes de sus compromisos (arreglos de compuertas, reparación de bombas en proyectos).

Además, dijo que en el Este y otros lugares se crearon centros de acopio con tecnología moderna, pero que fracasaron por falta de gestión de productores que querían que le dieran. “Así no puede ser”.

Manuel Amézquita. “La situación en el campo no es cosa de juventud o de viejo, sino de bienestar, que debe llegar con el valor agregado y técnicos del IICA y la JAD, con la cooperación para preparar proyectos para que la gente se sienta cómoda en el campo.

En algunas instituciones se hacen planes, que a veces son personales, y al no estar involucradas esas organizaciones, fracasan. “En mi casa somos 14 hermanos y tenemos una herencia y el único que va a verla soy yo, porque ninguno quiere saber de tierra. No es una teoría de una mesa, ni de un traje ni de una corbata, son realidades.

“Los agrónomos de Agricultura están ancianos, sin capacitación como la de los médicos que se actualizan en congresos. No se hace nada entregándole un motor con gasolina, si están atrasados 10 años. Los productores de arroz, café, cacao, vegetales y pollos les dan cátedras a los agrónomos”.

Fuente: Hoy.com.do

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *